martes, noviembre 06, 2007

El índice H del primo de Rajoy

No es frecuente que los indicadores bibliométricos se utilicen en informaciones periodísticas, pero últimamente hay una medida que se está popularizando más allá de los círculos académicos, el índice H. Hace unos días, el ABC le echaba un capote a Rajoy señalando el impresionante curriculum de su primo físico (el del cambio climático), y comenzaba así la noticia;
José Javier Brey Abalo es un científico de prestigio. Catedrático e investigador de la Universidad de Sevilla en el Área de la Física Teórica, especializado en Mecánica Estadística, con 154 publicaciones en su haber, 1.870 citas y un índice «H» de 23, que no es poco.

Esto del índice «H» puede sonar a película de espionaje, pero es el baremo que se usa para conocer la calidad de un investigador. Fue ideado por Jorge Hirsch, de ahí la H, de la Universidad de California, y se basa en la cantidad de citas que recibe un artículo científico en el mundo. Un 23 es una cifra alta para la media española -Bernat Soria, por ejemplo, llega a 28- y normal para la media estadounidense o británica.
Y esta semana El País, poco más o menos lo mismo;

En Sevilla ha desarrollado su carrera profesional con un éxito que podría medirse por el Índice H. Un indicador inventado Jorge Hirsch, físico de la Universidad de California en San Diego, que mide el reconocimiento científico de los investigadores. Brey dicen que tiene un H=23: Y Hirsch, que explica que este factor evalúa el número de publicaciones que ha realizado un investigador y las veces que ha sido citado por ellas, asegura que un H=20 para un científico con 20 años de profesión "es característico de una carrera coronada por el éxito". Para comparaciones: los premios Nobel tienen un H igual o superior a 41. Y en España, los premios de física de los últimos tres años tienen igual o más de 34.

Lo cierto es que antes de que abandonara el anonimato universitario la pasada semana, Brey tiene un reconocimiento entre la comunidad científica que se ha ganado tras años de investigación, más de 150 publicaciones y casi 2.000 citas científicas.

La enorme controversia de esta medida, sensible tanto a la trayectoria profesional del evaluado como a su disciplina científica, también se debate en Nature, donde se señalan otros factores, como el género, que pueden influir en este indicador. Además, Hirsch vuelve a la carga con nuevos datos que afirman la capacidad predictiva de su índice.

Y pronto, el índice h también en IN-RECS...

3 comentarios:

Álvaro Roldán dijo...

Estoy deseando ver ese "h-inrecs".

Por cierto, la h de h-index no viene de Hirsch sino de High Impact.

álvaro cabezas dijo...

ya habia leido que la h era por high, pero yo no acabo de creermelo del todo...

Álvaro Roldán dijo...

Algo de vanidad habrá. Yo tampoco acabo de creérmelo.